domingo, 10 de febrero de 2013

TAJMAHAL



Considerado como uno de los edificios más importantes de la historia humana, el Taj Mahal tiene por detrás de sus edificaciones una impresionante historia. Durante el gobierno del emperador mogol Shah Jahan, hubo un período de gran prosperidad material en la India, y los activos acumulados durante el gobierno permitieron la construcción de varios edificios y jardines. Como monarca, Shah Jahan tenía muchas esposas, pero Aryumand Banu Begam fue sin duda la más querida de todas ellas.

Su predilección por Aryumand era tan grande que empezó a llamarla con el nombre de Mumtaz Mahal, que en traducción libre significa ‘la elegida del palacio’. Sin embargo, la cálida relación entre Mumtaz y Sha terminó cuando la esposa favorita no sobrevivió al parto de su decimocuarto hijo. Devastado por la pérdida de su amada, el poderoso rey ordenó la construcción de un mausoleo inmenso que podría albergar el cuerpo de su amada y, al mismo tiempo, simbolizar el amor del rey a su difunta esposa.-



                                             MONASTERIO HEMIS




HEMIS GOMPA

Si hablamos de un monasterio budista a todos se nos vienen a la mente palabras como adoración, meditación, espiritualidad o silencio. Recuerdo como si fuera ayer mi viaje por Ladakh, al norte de la India, uno de los rincones del mundo que cuenta con los monasterios budistas más bonitos del mundo.

Salpicados por el valle de esta ciudad hay una serie de monasterios budistas. Desde Ladakh se pueden organizar varias rutas de senderismo para ir a visitarlos. Realmente se tratan de templos de gran belleza y riqueza. Se encuentran un poco lejos de la ciudad, lo que no es un problema, sino todo lo contrario.

Al estar lejos de Ladakh están envueltos en ese aura de misticismo, paz y serenidad que son característicos de los monasterios budistas. A estos monasterios de Ladakh se les conoce como Gompas, y es donde los monjes budistas estudian y rezan. Vamos a hacer un pequeño recorrido por algunos de ellos.

-                                                 
    PALACIO
 DE LOS VIENTOS




Llaman así al casco antiguo mandado construir por Jai Singh II. Todos los edificios históricos están pintados de un color rosa salmón que en Rajastán equivale al color de la suerte. Su fundador, gran aficionado a las ciencias y sobre todo a la astronomía, mandó construir un gran observatorio en la ciudad.
La ciudad es simétrica, con trazado geométrico muy racional. Está rodeada de una muralla almenada que tiene diez puertas. Está diseñada según el Shilpa Sastra (un tratado antiguo de arquitectura), dividida en nueve cuadrantes con calles anchas de más de 30 m; de esos nueve cuadrantes dos están dedicados al complejo palaciego con el Chandra Mahal o Palacio de la ciudad, el Hava Mahal o Palacio de los Vientos y el Jantar Mantar u observatorio de Jai Singh; los otros siete están ocupados por el pueblo.