sábado, 26 de noviembre de 2016

MARCOS ANA

   
Decidme cómo es un árbol,
contadme el canto de un río
cuando se cubre de pájaros,
habladme del mar,
habladme del olor ancho del campo
de las estrellas, del aire.

Recitadme un horizonte sin cerradura
y sin llave como la choza de un pobre,
decidme cómo es el beso de una mujer,
dadme el nombre del amor
no lo recuerdo.

¿Aún las noches se perfuman de enamorados
tiemblos de pasión bajo la luna
o solo queda esta fosa,
la luz de una cerradura
y la canción de mi rosa?

22 años, ya olvidé
la dimensión de las cosas,
su olor, su aroma,
escribo a tientas el mar,
el campo, el bosque, digo bosque
y he perdido la geometría del árbol.

Hablo por hablar asuntos
que los años me olvidaron

2 comentarios:

  1. Querida Amparo, gracias por traer tan bello poema con el cual me has dado a conocer a Marcos Ana.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Un bonito poema, y un autor o autora que no concía, pero me pondrë a buscar por Internet cosas suyas.
    Besos

    ResponderEliminar