lunes, 11 de mayo de 2015

PALACIO NACIONAL DE MONTJUÏ




El Palacio Nacional, situado en Montjuïc (Barcelona), es un palacio construido entre 1926 y 1929 para la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 y que desde 1934 alberga el Museo Nacional de Arte de Cataluña. [1] Fue el edificio principal de la Exposición, obra de Eugenio Cendoya y Enric Catà, bajo la supervisión de Pere Domènech i Roura, y todo desestimando el proyecto inicial de Puig i Cadafalch y Guillem Busquets. [1] En su Salón Oval se efectuó la ceremonia de inauguración de la Exposición, presidida por Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia. Tiene una superficie de 32.000 m². De estilo clásico inspirado en el Renacimiento español, tiene una planta rectangular con dos cuerpos laterales y uno posterior cuadrado, con una gran cúpula elíptica en la parte central. Las cascadas y manantiales de la escalinata del Palacio fueron obra de Carles Buïgas, y se colocaron nueve grandes proyectores que aún hoy emiten unos intensos haces de luz que escriben el nombre de la ciudad en el cielo. El Palacio Nacional se dedicó a mostrar una exposición de arte español con más de 5.000 obras procedentes de todo el territorio del Estado. En su decoración -de estilo novecentista, contrariamente al clasicismo de la obra arquitectónica, intervinieron diversos artistas, como los escultores Enric Casanovas, Josep Dunyach, Frederic Marès y Josep Llimona, y los pintores Francisco de Asís Galí, José de Togores, Manuel Humbert, Josep Obiols, Joan Colom Francesc Labarta. Desde 1934 acoge el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Entre 1996 y 2004 el palacio sufrió una ampliación a cargo de Gae Aulenti, Enric Steegman, Josep Benedito y Agustí Obiol con el objetivo de crear espacios para poder meter todas las obras de la colección.