viernes, 20 de enero de 2017

MARCOS ANA MI PECADO.

(sueño de libertad) 

Si salgo un día a la vida
mi casa no tendrá llaves:
siempre abierta, como el mar,
el sol y el aire.

Que entren la noche y el día,
y la lluvia azul, la tarde,
el rojo pan de la aurora;
La luna, mi dulce amante.

Que la amistad no detenga
sus pasos en mis umbrales,
ni la golondrina el vuelo,
ni el amor sus labios. Nadie.

Mi casa y mi corazón
nunca cerrados: que pasen
los pájaros, los amigos,
el sol y el aire.
Mi pecado es terrible;
quise llenar de estrellas
el corazón del hombre.
Por eso aquí entre rejas,
en diecinueve inviernos
perdí mis primaveras.
Preso desde mi infancia
ya muerte mi condena,
mis ojos van secando
su luz contra las piedras.
Mas no hay sombra de arcángel
vengador en mis venas:
España es sólo el grito
de mi dolor que sueña
Mi pecado.

4 comentarios:

  1. Un poema muy hermoso de este gran poeta Marcos Ana, que, según parece aprendió a escribir poemas cuando estaba en prisión. Gracias por traerlo.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí querida conchi desgraciada mente te tienes que morir para que reconozcan que eres poeta Besito.

      Eliminar
  2. Bello poema, desconocía a su autor, ahora gracias a ti ya lo conozco.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcos Ana le quitaron la libertad , pero no sus ganas de expresar lo que el sentía.Besos.

      Eliminar